Cultivo de Cannabis en invierno: Como cuidar tus plantas del frío

Cultivo de Cannabis en invierno: Como cuidar tus plantas del frío

Luego de la cosecha de plantas feminizadas y autoflorecientes entre marzo y mayo en el hemisferio sur, son muchos los cultivadores que ven finalizada su producción de cannabis hasta que llegue la próxima primavera. Las condiciones hostiles del clima son la principal razón por la cual se evita volver a plantar en los meses de invierno. Sin embargo, a pesar de las dificultades que esto pueda conllevar, se puede realizar bajo ciertas condiciones que te explicaremos en este artículo.

Marihuana y el frío

Si bien todo aficionado al cultivo sabe que las plantas de Cannabis se desarrollan de mejor manera en los meses de calor, esto no impide que en ciertas condiciones se pueda intentar en invierno. Lo primero a considerar es que este tipo de plantas se desarrolla con mayor fuerza y facilidad sobre los 20° de temperatura, pudiendo soportar sostenidamente mínimas de hasta 14°. Ya bajo este rango se hace más complicado su crecimiento pues se realentiza su metabolismo considerablemente pudiendo llegar hasta morir por las condiciones adversas.

Cuando el sistema radicular no se desarrolla como es debido también tendremos problemas con la absorción de nutrientes. Bajo los 18° de temperatura en la tierra, nuestras plantas presentarán algunas carencias, las cuales podremos notar por el color de sus hojas que adoptarán tonos más amarillentos. En estas condiciones es importante estar muy atento a los síntomas que vayamos observando en cada una de ellas.

Si bien el cultivo se hace más complicado por lo descrito anteriormente, hay técnicas que se pueden adoptar para mantener elevada la temperatura y así conseguir mayor viabilidad en las plantas. Para esto es importante evitar en todo momento las heladas y shocks de frío.

Autoflorecientes, la mejor opción de invierno

Como bien sabemos existen variedades de cannabis feminizadas y autoflorecientes. Estas últimas no son dependientes del fotoperiodo, es decir, comienzan a florecer luego de más o menos un mes de crecimiento, independiente de las horas de luz que reciban. Esto las hace más idóneas para cultivos de invierno, pues no tendrán riesgos de revegetación por recibir poca luz en exterior. Sin embargo debemos saber que la producción será mucho menor pues este tipo de plantas obtienen mejor rendimiento mientras más iluminación reciban.

Cannabis_Producción_Marihuana_Cogollos


Un punto a favor de las autoflorecientes es el poco tiempo que se demoran en estar listas para cosechar. Puesto que si las tiramos por ejemplo en julio, ya en octubre podremos cortarlas para comenzar su secado. Y si bien la producción será menor que al tirarlas en meses de calor, obtendremos algunos cogollos en una fecha inusual en la que ya quizás escaseé la producción del año pasado.

Otro factor a tener en cuenta es el tipo de semilla que tiraremos, pues las variedades sativas sufren mucho más con el frío que las índicas. Estas últimas al tener su origen en países como la India, China y Afganistán entre otros están más acostumbradas a los meses fríos y generan una mayor resistencia. Aunque si bien se dan de mejor forma, en exterior se recomienda el uso de invernaderos que puedan mantener las temperaturas templada en días muy fríos.

Los invernaderos pueden ser muy simples y no necesariamente tan altos, pues las plantas no alcanzarán una gran envergadura. Se recomienda en días más cálidos sacar los maceteros fuera para que reciban una mayor cantidad de calor y oxigenación. De ser necesario por temperaturas demasiado bajas se puede entrar las plantas a la casa.

Recomendaciones para exterior:

· Cuidar las plantas de bajas temperaturas con un invernadero de mediana altura, no más de un metro y medio.

  • Medir temperatura del invernadero para que no baje de los 14 grados.
  • Si el frío es extremo en las noches se puede entrar las plantas a la casa .
  • Escoger la variedad adecuada para la época, leer en la reseña su resistencia al frío.
  • Aportar nitrógeno de igual manera que en tiempo normal de cultivo. Debes fijarte que las hojas no pierden el tono verde, sólo de esa forma te aseguras que está absorbiendo bien los nutrientes.

· Medir la temperatura de la tierra, que esta no baje de los 18 grados.

Cultivo de invierno en interior

Quienes realicen cultivos indoor deben saber que es totalmente viable llevarlos a cabo en invierno. Durante las horas de luz de hecho, las plantas no sufrirán mayormente con el frío ya que los focos mantienen relativamente elevada la temperatura dentro de las carpas. Sin embargo en las horas de oscuridad muchas veces habrá que otorgar calor extra para que las plantas no sufran mayores traumas.

Algunas de las opciones es calefaccionar de manera artificial la pieza donde se tenga el Indoor o bien poner un pequeño radiador dentro de la misma carpa. Estos termocalefactores pueden ser muy útiles y si bien suben el gasto energético, sólo se usan en casos en que la temperatura sea muy baja.

Indoor_Plagas_Invernadero_Riegos_Invierno


Otro de los beneficios de ocupar carpa indoor en invierno es poder adelantar cultivos de feminizadas para exterior en primavera. Se hace la primera fase de crecimiento dentro de la carpa para luego cuando lleguen los meses de calor se sacan las plantas para que continúen su crecimiento y desarrollo con luz solar y un mayor espacio.

Recomendaciones en interior:

Medir temperatura de la carpa en todo momento teniendo especial cuidado en las horas de oscuridad. De ser necesario regular temperatura con termocalefactores.

  • Dejar el Indoor con luz en las horas más frías para no sufrir grandes cambios de temperatura.
  • Medir temperatura de la tierra y no sólo de la carpa.
  • Evitar riegos muy abundantes.

Otras ventajas de cultivos en invierno

Una de las principales ventajas de cultivar cannabis en invierno es la baja cantidad de plagas que hay en estas fechas. A diferencia del verano, son pocos los organismos parasitarios que sobreviven al frío y pueden afectar a nuestras plantas. A esto se suma que si tenemos nuestras macetas en interior o invernadero serán menos los factores externos que las afecten.