¿Eres nuevo en el cultivo de cannabis? Aquí te enseñaremos a escoger las mejores semillas de acorde a tus necesidades

Si quieres incursionar en el mundo del cultivo de cannabis, lo primero que debes saber es que es un camino lleno de aprendizaje. Muchas veces un pequeño error o descuido puede traer consecuencias, por lo que debes estar atento día a día a las señales que te van entregando tus plantas. Si eres cuidadoso y sigues con rigurosidad cada paso, no deberías tener problemas para obtener una cosecha abundante y sana.

Elección de semillas

Lo primero a considerar es que la temporada ideal en el hemisferio sur para realizar tus cultivos es comenzando la primavera, o bien cuando se terminen las últimas heladas del año a comienzos de septiembre. Si bien puedes comenzar a adelantar cultivos en invierno, no es recomendable para cultivadores principiantes pues traen complicaciones extras como el cuidar cada noche tus plantas de las heladas.

Teniendo esto en consideración puedes comenzar el primer paso que es la elección de las semillas idóneas para tu cultivo. Dentro de nuestro catálogo te ofrecemos variantes feminizadas, regulares y autoflorecientes. Dependiendo del tiempo en el que quieras tener tu cosecha es que deberás escoger entre estas opciones.

  • Feminizadas: Este tipo se semillas genéticamente son modificadas para que en casi un 100% de las oportunidades resulten ser plantas hembras, es decir, que den cogollos y no semillas. Estas variedades son dependientes del fotoperiodo, lo que quiere decir que sin importar el mes en que las cultives, comenzarán a florecer cuando las horas del día empiecen a hacerse más cortas. En esta parte del planeta esto sucede más o menos entre la segunda y la última semana de enero. Generalmente, dependiendo de la duración de la fase de floración, estas podrán ser cosechadas entre finales de marzo y mediados de mayo. Para esto también influye el fenotipo de la planta, es decir si es índica o sativa, lo cual explicaremos más adelante.
  • Autoflorecientes: Para los cultivadores novatos este tipo de variedades tienden a ser más amigables debido al poco tiempo que se demoran en estar listas para cosechar. Estas plantas tienen un proceso aproximado de tres meses desde que son cultivadas hasta que se cortan. Lo anterior debido a que no son dependientes del fotoperiodo y sin importar la cantidad de horas de luz que reciban comenzaran a florecer luego de entre tres semanas y un mes. Claramente la producción de estas plantas será menor que una feminizada pero también te permitirá disfrutar de una cosecha mucho antes. Es importante considerar también que cualquier trauma que sufra una de estas variantes será mucho más notorio que una feminizada, y sobre todo si es durante su fase de crecimiento que es cuando más horas de luz se recomienda que reciba. Esto mismo hace que sean cultivos muy codiciados por quienes usan carpas Indoor, pues pueden sacar el máximo potencial de estas plantas.
  • Regulares: Este tipo de semillas son las que pueden dar como resultado tanto plantas hembras como machos. Inicialmente todas las variedades eran regulares, pero con la aparición de las feminizadas perdieron algo de popularidad. El principal beneficio es que tienden a ser más resistentes, toleran mejor el estrés, su gran producción y son ideales para sacar esquejes. Para los cultivadores novatos que no sepan diferenciar el sexo una vez que la planta lo muestre, esto puede ser un gran problema ya que los machos pueden polinizar a las hembras y hacer estragos en tu cultivo. Por esto no son recomendables para quien recién incursiona sus primeros pasos en el cultivo.

Fenotipo de tus semillas

Otra variable importante a la hora de escoger sus semillas es conocer su fenotipo. Las dos variedades más conocidas y usadas por la gente son las Índicas y Sativas. Entre estas plantas existen varias diferencias que explicaremos a continuación:

  • Indicas: Se adaptan mejor a climas fríos, esto no quiere decir que sean idóneas para invierno, sólo que se pueden comenzar a tirar desde finales de agosto pues al venir de países como China e India donde en periodos de primavera hay climas muy fríos tienden a generar mayor resistencia. Algunas variedades tienden a ser altas en THC pero también en CBD, que es lo que las hace ser de un efecto mucho más corporal qué psicoactivo. Otro punto a favor de estas variedades es que se demoran menos en estar listas para cosechar, se calculan entre 45 y 60 días dependiendo de la planta.
  • Sativas: Suelen ser mucho más amigables de climas cálidos, sufren a menudo mucho más con el frío por lo que se suelen tirar entre mediados de septiembre e inicios de octubre. Tienden a ser más alargadas que las índicas y de un efecto más psicoactivo y elevado en THC. Su periodo de floración es de 60 a 90 días (en feminizadas) por lo que su cosecha suele ser mucho más tardía, llegando incluso hasta la segunda semana de mayo en algunas ocasiones.

Recomendaciones

  • Si lo que buscas es una feminizada con dominancia índica en nuestro catálogo podrás encontrar la Big Bud de Sensi Seeds que se caracteriza por no crecer tan alta y ser de características arbustivas. Es una buena planta para principiantes pues suele tener una gran tasa de germinación y cuidados simples en crecimiento.
  • Si lo que quieres es un subidón sativo, una de nuestras semillas preferidas por la gente en feminizadas es la High Level de Eva Seeds. Nos ofrece una genética muy estable, resistente a las plagas y se adapta bien a interior y exterior. No necesita mayores cuidados en crecimiento
  • En cuanto a variedades autoflorecientes si deseas una alternativa económica y de genética estable, American Pie de Pyramid Seed en sus versiones de 1ud y 3ud son una buena opción. De buenos resultados tanto en interior como exterior, también suele ser resistente a los hongos que muchas veces son un problema en nuestros cultivos. De predominancia índica tiene una floración muy corta y pasado los 70 días ya podrías estar cosechándola.

Por otro lado si prefieres una autofloreciente de fenotipo más sativo, te recomendamos la Auto Jack 47 XL de Sweet Seeds que ofrece grandes resultados y para ser auto tiene una gran potencia y cantidad de THC. En cultivo puede demorar un poco más que otras plantas en estar listas pero suelen crecer muy estables