Tipos de podas en plantas de cannabis

Inicio  /  Tipos de podas en plantas de cannabis

Ya seas novato o experimentado en el cultivo de cannabis, debes saber que las podas son una gran alternativa para modificar tus plantas de acorde al espacio con el que cuentas o bien para redistribuir los cogollos a lo largo de planta. Las existe de diferentes tipos y a continuación te daremos todos los tips para llevarlas a cabo.

Lo primero que debes tener en cuenta es que tu planta siempre concentrará la mayor parte de su producción en su rama central, la mayoría de los nutrientes irán destinados a cubrir las necesidades energéticas de esa parte. Por lo mismo es que muchos cultivadores buscan a través de las podas cambiar el tipo de floración modificando con cortes las zonas de la planta que terminará floreciendo.

También debes saber que casi todas las podas se hacen en la fase de crecimiento, pues el estrés que sufren las plantas si se cortan en floración puede ser fatal para la planta y retrasará aún más el tiempo de cosecha. Si quieres que tu poda sea efectiva, también debes considerar el espacio con que cuentas, porque dependiendo de esto podremos recomendarte la mejor opción para tu cultivo.

Tipos de podas

Poda apical: Seguramente habrás oído hablar de este tipo de poda, suele ser la más común y con mejores resultados en cultivadores que no han experimentado estas técnicas. Lo único que debes hacer es cortar la punta principal de la planta para conseguir una bifurcación en el tronco con forma de Y que retrasará el crecimiento vertical de tu planta para dar más fuerza a las ramas laterales.

De esta forma podrás controlar que tus plantas no lleguen al techo además de obtener como resultado dos ramas centrales en vez de una que ayudarán a redistribuir tanto peso como producción a tu cultivo. Esto es muy útil cuando se cultiva en indoor ya que algunas variedades, sobre todo sativas, puedes espirarse mucho y llegar a tocar incluso las ampolletas de tu carpa.

Por si estos beneficios fueran poco, también este tipo de poda te ayudará en caso que quieras cultivar con malla Scrog, ya que serán más las ramas que florecerán y podremos entrelazar por sobre la malla. De esta forma tus plantas ganarán en anchura y también podrán pasar desapercibidas a la mirada de vecinos intrusos. Recuerda cortar la rama central a partir del crecimiento del tercer nudo de hojas. Se corta justo por encima de los brotes nuevos de donde emergerán las nuevas puntas o ramas centrales.

Poda FIM: Esta poda es muy similar a la apical ya que en ambas se corta el brote superior. Sin embargo con FIM sólo se corta el 80% de dicho brote, dejando el otro 20% con sólo tallo y el principio de las hojas nuevas. Esta poda te asegura de cuatro a seis brazos nuevos que emergerán como principales dando por resultado una producción increíble en tu cosecha.

Si bien este tipo de poda se descubrió por error al intentar hacer una apical, el tiempo de prueba y experimentación la llevaron a consagrarse como una muy buena alternativa para aquellos que quieran aprovechar al máximo el rendimiento de su planta. Incluso es recomendada para hacerla en una planta madre de la cual se quieran sacar esquejes.

Finalmente y para cultivadores de interior suele no ser muy recomendable pues el tiempo de recuperación de la planta desde que se realiza la poda suele ser de un par de semanas de adaptación por lo que si tu intención es tener un cultivo rápido, no es lo que estás buscando. Cabe recalcar que como cualquier tipo de poda, no recomendable para variedades autoflorecientes.

Poda de ramas bajas: Esta poda es muy recomendada a cultivadores que tengan problemas para que la iluminación de sus indoor llegue a toda la carpa. Pues consiste en ir eliminando las ramas más bajas para así fortalercer la “Cola de zorro” o rama central que es la que más exposición a la luz tendrá. Esto asegura que cerca del 80% de la producción se concentre en la punta.

Esta poda es un poco más tardía que las otras que se hacen en fase de crecimiento. Se recomienda darle un desarrollo normal a tu planta hasta el momento de la preflora, que es cuando comenzaremos a eliminar las ramas laterales. Por otra parte esta poda es recomendada cuando tienes hartas plantas dentro de tu carpa pues ayuda a optimizar espacio.

Cultivo LST: Este tipo de cultivo, también llamado de amarres, consiste en eso, desde la tercera semana de crecimiento ir amarrando la planta con el fin de no darle tanta altura, por lo que es muy recomendable cuando no tienes tanto espacio para cultivar. Este método en interior se utiliza mucho pues permite que la luz llegue directa a cada uno de los cogollos sin estar tapados por hojas grandes.

En exterior igual se usa porque asegura una mayor producción de cogollos por rama y que la luz del sol llegue a cada uno de ellos. Este método es recomendable para plantas que sean muy frondosas como por ejemplo Big Bud de Sensi Seeds que puedes encontrar en nuestro catálogo.

Poda al pizzicato: Finalmente tenemos este tipo de poda que es de las más efectivas en cuanto a mejora de producción pero también requiere de experiencia en el uso de este tipo de técnicas, pues si la realizas mal, puedes llegar a perder alguna rama y parte de la producción final.

Esta técnica consiste en aplastar con los dedos los brotes centrales de cada una de las ramas de tu planta. Esto favorece el desarrollo de las ramas laterales y también frenar su altura en caso que te complique por espacio o para que tus plantas pasen desapercibidas. Con esta técnica tus plantas tomarán una forma arbustiva que te permitirá mayor control de los factores externos.

Es importante considerar que cuando realices la técnica de aplastamiento tu planta necesitará algunos días para cicatrizar y formar un bulto. La idea de pillizcar no es llegar a romper los brotes, si no que con tus dedos pulgar e índice se apretará hasta escuchar un pequeño crujido

Poda RIB: Este método no es una poda como tal y para muchos podrá sonar raro, porque consiste en quemar los pistilos de la rama central con los focos de tu indoor cuando tus plantas lleven en floración de 20 a 60 días. El fin de esto es quemar las paredes celulares haciendo que se multipliquen sus células. A raíz de esto se producirán nuevos brotes de cogollos sin hojas que aumentará la producción de tu planta.

Se recomienda realizar esta poda en plantas con floración larga o tardía, principalmente sativas, pues el tiempo que se demoran en reponerse en extenso, pero una vez que la técnica vaya funcionando, notarás las diferencias en las ramas de puro cogollo de gran calidad.

#Planta #Cannabis #FIM #Apical #RIB #LST #Pizzicato #Podas #Cogollos #Hojas #Cortar #Brotes #Amarres #Aplastar #Indoor #Exterior #Cultivo #Cultivadores #Planta #Carpa #Esquejes #Amarres #Bifurcación #Nutrientes #Autoflorecientes #Ramas #Scrog #Floración #Crecimiento